Semana de alta intensidad para el cuadro baskonista

Semana de alta intensidad para el cuadro baskonista

El cuadro azulgrana tiene en 72 horas dos compromisos claves para sus aspiraciones europeas

Gabriel Cuesta
GABRIEL CUESTA

El Baskonia afronta una semana clave para sus objetivos europeos en plena fase de remodelación. Si el debut de la tercera era de Velimir Perasovic en el banquillo baskonista fue con una victoria práctica ante un endeble Herbalife Gran Canaria, esta semana repleta de compromisos (dos choques de Euroliga y uno de la ACB) dejarán entrever hasta qué punto ha supuesto una revolución en el equipo la llegada del técnico croata.

La cita más amable será la tercera y última, en Santiago de Compostela (domingo ante un Obradoiro que no vive su mejor momento en la ACB. Aunque no es ahora mismo el quid de la cuestión. El foco de las miradas está puesto en los dos partidos previos, importantes para las aspiraciones en Europa. En apenas 72 horas el Baskonia podría conseguir coger aire notablemente en la Euroliga o hundirse peligrosamente aún más en la clasificación. El encuentro hoy ante el Armani Milan, que es quinto con un balance de cinco victorias y dos derrotas, es la primera piedra de toque de dos citas de nivel. La otra será el viernes en el Buesa Arena ante el Panathinaikos. Otro coloso continental que ahora mismo es séptimo con cuatro triunfos en siete partidos.

No le queda otra al Baskonia que dar el do de pecho en Europa si quiere levantar los ánimos y auparse en la tabla. Recuperar el tiempo perdido y volver a luchar en Europa. Y es que el conjunto azulgrana solo ha conseguido dos triunfos frente cinco derrotas. Es decimoprimero y vive ahora mismo sin margen de error. El cuadro vitoriano deberá dar un golpe encima de la mesa para consolidar el punto de inflexión que ha supuesto el cambio de caras en el banquillo del Buesa Arena.

 

Fotos

Vídeos