«Me siento como un 'rookie'»