Una divertida kalejira para olvidar las penas deportivas

Vídeo: Jon Ander Goitia | Carlos Blázquez

El pasacalles de la afición azulgrana ha recorrido las entrañas de Madrid tras la eliminación de la Copa del Baskonia por el Joventut

Jon Ander Goitia
JON ANDER GOITIAEnviado especial. Madrid

Música, sonrisas, disfraces y buen ambiente. Son los extraños síntomas que ha dejado en la afición baskonista la eliminación en la Copa del Rey. Una resaca bien llevada con una kalejira por todo lo alto. Fuera el diagnóstico que incluye caras largas, lágrimas o desánimo. Porque es una hinchada de «gente entregada». «Gane o pierda estaremos animando siempre». Y no solo lo dicen, lo hacen.

Huertas y el barrio de las Letras se tiñeron de azulgrana y siguieron el ritmo de la txaranga baskonista. Clásicos como Ikusi mendizaleak o Bella Ciao se escucharon bien alto en Madrid. Silbaron las trompetas a los cuatro vientos y resonaron los tambores. Acompañados de móviles grabando desde las alturas y las caras de sorpresa entre los viandantes a los que la kalejira ha pillado desprevenidos. Porque era algo para todo el mundo. Blancanieves, monos y hasta vikingos del Gran Canaria infiltrados. Y alguna que otra mascota rival también se quiso sumar: «Me tratan genial. El baloncesto une siempre».

«La noche ha sido dura, pero aquí hay que estar dando el callo», aseguraba uno de los integrantes del pasacalle. En definitiva, un claro ejemplo por parte de que la afición vitoriano de que se puede ganar perdiendo. Y de que el deporte, en este caso el baloncesto, es algo más que resultados. «La fiesta empieza hoy», advertía una aficionada cuando se asentaba la marcha en la emblemática plaza Santa Ana.

Porque el baskonismo no se quiere perder la verbena de la Copa, aunque su equipo no sea el que levante el trofeo. «Esta kalejira es algo muy nuestro. Tenemos que demostrar que la afición del Baskonia es la mejor de España», resaltaba otro hincha. Su pareja lo corroboraba: «Somos los mejores. ¡Siempre Baskonia!».

Un clásico

La kalejira baskonista, que ya es todo un clásico con apenas cuatro ediciones a sus espaldas, no podía faltar en Madrid. La cita ha salido desde Araba Etxea a las 11.30 horas, en la céntrica plaza Jacinto Benavente. Este año, además, tiene un carácter solidario, puesto que recauda fondos a favor de la Asociación Española Contra el Cáncer.

Los cerca de dos mil seguidores alaveses vuelven así a protagonizar uno de los eventos más animados del torneo. En el paseíllo no faltan hinchas de los otros siete equipos participantes en la Copa. En esta ocasión, el Baskonia se suma a la organización del evento junto a Endesa. Se han puesto a la venta 2.000 pañuelos solidarios con el lema 'This is the north' al precio de un euro y los fondos recaudados se destinan íntegramente a la Asociación Española Contra el Cáncer.

Este ha sido su recorrido: