Previa tercer partido Baskonia - Madrid

Spahija: «Muchas de las cosas que queremos cambiar dependen del Madrid»

El técnico vuelve a alabar la «calidad» de los blancos pero aspira a que el Baskonia juegue «muchísimo mejor con el apoyo de la afición»

Iván Benito
IVÁN BENITO

Tanto Neven Spahija como Simone Fontecchio han comparecido ante los medios del club con dos propósitos. El primero, enviarle un mensaje de ánimo a Pablo Laso tras su infarto, del que evoluciona favorablemente y ya ha abandonado la UCI. «Le mandamos un abrazo para que se recupere bien y vuelva a trabajar otra vez», han deseado ambos. Y el segundo, espolear a la afición de que con su «ayuda» el Baskonia va a ser capaz de competir mucho mejor de lo que lo hizo en Madrid.

«Jugamos dos partidos muy distintos. El primero hicimos un buen ataque pero una defensa mala, con 17 triples y muchas canastas de segundas opciones», ha analizado el técnico, más contrariado por el segundo duelo. «Corregimos algunas de estas cosas pero jugamos un ataque muy malo sin un pase extra, muchos tiros innecesarios, porcentajes muy malos...». El croata asegura que lo han revisado, pero de forma «honesta» ha declarado que «muchas de las cosas que vamos a intentar cambiar dependen del Real Madrid».

Spahija ha incidido en los elogios al conjunto blanco. «Están jugando igual de bien que al principio, cuando fueron el mejor equipo de Europa». Llegan esta tarde a Vitoria sin Llull, Huertel y Thompkins, descartados junto a Williams-Goss y Alocén, y con la duda de Abalde, pendientes de su evolución. «Eso de que les faltan bases no significa nada. Tienen ausencias pero su nivel no baja», considera.

Por último, el preparador de Sibenik confía en «cambiar la dinámica de perder en casa» tras las dos derrotas fuera con las que se rompió la impecable racha del equipo como visitante. «Es una batalla por sobrevivir. El vestuario está unido, los jugadores quieren y espero que con el apoyo de nuestra afición vamos a jugar muchísimo mejor baloncesto».

Fontecchio, por su parte, está seguro de que «podemos dar más». «Lo que tenemos que hacer nosotros es poner más energía. Jugamos en casa y hay que buscar la fuerza de nuestra gente y ponerla en la cancha». El rendimiento colectivo en el Wizink Center fue «muy malo», «sin la energía necesaria para ganar contra este tipo de equipo», pero el transalpino cree que el equipo está preparado para alargar el play off.