Nik Stauskas, una decisión de última hora

Nik Stauskas, atendido por un fisioterapeuta baskonista durante la pretemporada./ Igor Martín
Nik Stauskas, atendido por un fisioterapeuta baskonista durante la pretemporada. / Igor Martín

El canadiense viaja a Moscú, pero la opción de jugar ante el Khimki se valorará el mismo día del partido

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

Nik Stauskas se ha sumado a la expedición baskonista que ha partido desde Foronda pasado el mediodía con dirección a Moscú. Antes de tomar el vuelo, Velimir Perasovic confirmó la presencia del escolta canadiense, aunque dejó en el aire la posibilidad de que mañana pueda debutar como azulgrana en el enfrentamiento contra el Khimki. «Se incorporó esta semana, pero no con el ritmo de otros jugadores. Mañana valoraremos si puede jugar o no», apunta el técnico croata.

La incertidumbre se mantiene, aunque el preparador baskonista dejó claro que Stauskas no será inscrito para el derbi del domingo ante el Bilbao Basket. El marco de contratación ACB obliga a mantener el alta de Granger para cumplir con los cuatro cupos de formación obligatorios. En caso de querer dar de alta al jugador de Ontario para la competición liguera, sería necesario dar de baja a otro jugador comunitario o americano. «Ahora mismo, el plan es que Stauskas juegue en Euroliga hasta que lo veamos bien», explicó 'Peras'.

Más allá de que juegue o no, Stauskas se subió al avión con el resto de sus compañeros y se mantendrá dentro de dinámica de equipo mientras no reaparezcan complicaciones en la tendinopatía rotuliana que ha condicionado sus primeros pasos como baskonista. En las filas del Khimki, los problemas físicos también son una preocupación de primer orden. El conjunto ruso afronta la visita del Baskonia con las bajas confirmadas del base Stefan Jovic, los exteriores Evgeny Valiev y Egor Vialtsev y Chris Kramer y el pívot Timofey Mozgov. Además, la disponibilidad del escolta Dairis Bertans y el alero Sergey Karasev solo se conocerá poco antes del arranque del encuentro. A pesar de las ausencias del rival, Perasovic es cauto y recuerda que su equipo se mide a un equipo «muy largo». «La semana pasada no tuvieron a tres jugadores y ganaron con facilidad al Maccabi», avisa.