El Baskonia ganó con contundencia en Gran Canaria. / Prensa2

Baskonia-Fuenlabrada | 20 horas

Un triunfo que alargue la racha y acerque el billete copero

El Baskonia quiere ganar y aprovecharse de los enfrentamientos directos entre Tenerife-Real Madrid y Barcelona-Unicaja

Jon Aroca
JON AROCA

Superado con sobresaliente el doble desplazamiento a Turquía, el Baskonia vuelve a la arena doméstica con un doble fin. Primero, alargar la sobresaliente racha de siete victorias entre ambos torneos; pero, además, acercarse un poco más a una Copa del Rey que ya roza, aunque todavía con el aliciente añadido de capturar una de las cuatro plazas que le permitirían ser cabeza de serie. Un encuentro contra el Fuenlabrada sin el glamour continental de los del Efes y el Fenerbahce, pero pleno de incentivos.

La jornada también ofrece al Baskonia el extra de otros dos duelos entre rivales directos que pueden aclararle el panorama. Se miden, por un lado, los que comparten el liderato y, por el otro, los otros dos que, como la escuadra azulgrana, registran ocho victorias. El Tenerife-Real Madrid y el Barcelona-Unicaja dejarán damnificados, por lo que el equipo de Joan Peñarroya aspira a doblegar a un rival de menor magnitud para reducir el grupo de candidatos.

Rival en apuros

A partir de ahí, el Baskonia aspira a dar continuidad a su buen nivel en casa, también en la ACB. Sus dos últimos triunfos en el Buesa Arena, frente al Murcia y el Girona, mostraron a un equipo intratable, capaz de plasmar sin piedad la superioridad que se le presupone e intenso en sus planteamientos. Imbuido del espíritu de que cada partido importa.

El Fuenlabrada es un adversario de perfil similar. De la zona baja, a una derrota del descenso y que hace varias semanas tuvo que cambiar de entrenador por el mal comienzo liguero del equipo. La trayectoria mejoró, pero ahora encadena cuatro derrotas. Varias de ellas, con muchos puntos recibidos, su debilidad.