Vildoza ya está en Belgrado. / Crvena zvezda

Vildoza ya luce los colores del Estrella Roja

El argentino llegó anoche a Belgrado para incorporarse a la dinámica grupal del conjunto serbio, que aún no ha sido autorizado para inscribirle en la Euroliga

Iván Benito
IVÁN BENITO

Nuevo capítulo en el caso Vildoza. El base ya se encuentra en Belgrado. «Feliz de haber venido», declaró en el aeropuerto a los medios que esperaban a recibirle. El sábado abandonó Milwaukee y, anoche, a las 00:47, el Estrella Roja hizo pública en redes sociales la primera imagen del argentino de 27 años con la indumentaria rojiblanca. Una fotografía rutinaria de cualquier fichaje si no fuera por el conflicto abierto entre el Baskonia y el jugador a causa de los derechos federativos del que es el icono del último título azulgrana.

El timonel se sumará desde este lunes a la dinámica de entrenamientos del conjunto serbio después de enfrentarse a las pruebas médicas rutinarias, con el partido del miércoles en el Buesa Arena en el horizonte. Así lo ha querido el destino, goloso y caprichoso, con el base albiceleste en su mejor momento de forma en el último año y medio tras completar la pretemporada con los Bucks.

«El período en la NBA me ayudó muchísimo. Me siento físicamente mejor, más fuerte. Solo queda encontrar un ritmo competitivo», respondió al medio local Mozzart Sports a su llegada al aeropuerto en unas declaraciones donde se obvia la delicada situación en la que se encuentra el albiceleste, el primer argentino en la historia de la entidad rojiblanca de Belgrado. «Estoy aquí para demostrar que sé jugar al baloncesto».

Su presencia en Vitoria es todavía una incógnita. El Estrella Roja espera inscribirlo cuanto antes, ya que todavía no aparece ni en la web de la Euroliga ni en la de la Liga Adriática. La razón se debe a que la Euroliga está mediando entre ambas partes para tratar de encontrar una solución a un asunto, el saber si su fichaje es legal y se puede dar de alta, verdaderamente complejo que está en manos de los abogados.

El Baskonia consideraría adulterada la competición si el marplatense juega un solo segundo sin haber abonado la integridad de la tasación acordada entre ambas partes por sus derechos federativos. Mientras tanto, el entorno del jugador guarda silencio tras el demoledor comunicado de la entidad azulgrana, aunque Vildoza propagó ayer una imagen en Instagram de dos niños pintando un grafiti bajo la consigna, «Violencia es mentir». Una críptica publicación que no hace más que alimentar la impresión de que el contencioso está muy lejos de acabar.