Voigtmann elige el CSKA

Voigtmann saluda a Itoudis en la sede del CSKA, ya como jugador del conjunto ruso./CSKA
Voigtmann saluda a Itoudis en la sede del CSKA, ya como jugador del conjunto ruso. / CSKA

El pívot alemán firma un contrato de dos temporadas con el campeón de la Euroliga después de cerrar su etapa en el Baskonia

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

Johannes Voigtmann (Eisenach, Alemania, 1992) ya ha deshojado la margarita. El pívot se despidió del Kirolbet Baskonia la semana pasada y, aunque estaba bajo el radar de los Washington Wizards en la NBA, finalmente se ha decantado por el CSKA, actual campeón de Europa, con el que ha firmado un contrato de dos temporadas. Un fichaje histórico, puesto que se convierte en el primer jugador alemán que viste la camiseta del conjunto ruso.

«Fue una decisión dura, cuando dejas un equipo tienes que pensar bien en las opciones. Pero cuando piensas en un club exitoso en la Euroliga piensas en el CSKA. Estoy muy contento de estar aquí y de jugar para un equipo tan prestigioso como éste. Espero ganar muchos títulos y disfrutar mucho», explica el interior germano en los canales oficiales de la entidad moscovita. Más calidad para el equipo de Dimitris Itoudis, que la pasada temporada, pese a salir campeón de la Euroliga, presentó algunas deficiencias interiores que el técnico griego quiere paliar con el talento versátil del alemán, capaz de jugar tanto en la posición de 'cinco' como en la de 'cuatro'.

Su baloncesto de guante blanco se verá complementado por la potencia del renovado Kyle Hines. Con el triple como eficaz arma para abrir defensas y una gran visión de juego para desatascar, Voigtmann amplía el abanico de recursos ofensivos del entrenador griego, que tratará de elevar al máximo el potencial que el alemán no ha sabido exprimir en el Buesa Arena, que en ocasiones le ha reprochado su falta de dureza mental por conformarse con un notable cuando daba muestras de poder alcanzar el sobresaliente.

Renovación de Claver

El mercado de la Euroliga empieza a coger fuerza. Los agentes libres comienzan a elegir destino, como Voigtmann. O el ala-pívot australiano Brock Motum (28 metros y 2,08 metros), que ha firmado por dos años con el Valencia Basket, procedente del Anadolu Efes, donde la pasada edición promedió 6,5 puntos y 1,8 rebotes en doce minutos. El relevo de Will Thomas, cuyo futuro apunta al Zenit de San Petersburgo de Joan Plaza, último equipo en subirse a la máxima competición. Además, el Asvel refuerza su perímetro con Jordan Taylor (Limoges) y el Olympiacos hace lo propio con Antonis Koniaris (PAOK).

Otros sellan su renovación. Como Víctor Claver (30 años y 2,07), pieza importante en el Barcelona de Pesic, que ha ampliado su vínculo con el club catalán hasta 2022. La continuidad del alero apuntala un proyecto ambicioso que en los próximos días espera anunciar la con tinuidad de Thomas Heurtel, así como las contrataciones de Cory Higgins (CSKA) y Brandon Davies (Zalguiris). Además, han ampliado sus contratos Luigi Datome (Fenerbahce), DeShaun Thomas (Panathinaikos) y Alex King (Bayern).

Mientras, la Euroliga se reunió, en su sede de Barcelona, con jugadores de los 18 equipos, con el capitán, Tornike Shengelia, como representante baskonista. La cita sirvió para abrir las negociaciones para la firma de un acuerdo colectivo, entre la patronal y los jugadores, antes de la temporada 2020-21.